Dirección

Agustinas 1357 piso 10, Santiago

 
 
 

Cómo influye el nivel de ruido en el descanso: la importancia del aislamiento acústico

Por • Calidad de vida

Nov
30

Una buena solución acústica como Sonoglass Volcán absorbe y protege contra niveles dañinos de altos decibeles, proporcionando así, un ambiente seguro para el descanso adecuado.

La OMS dice que, para tener un descanso adecuado, no se deben superar los 35 decibeles, pero muchas veces este nivel de ruido es muy difícil de lograr porque el aislamiento acústico no protege adecuadamente contra los sonidos propios del entorno. El sonido es la impresión producida en los oídos por un conjunto de vibraciones que se propagan por un medio elástico, mientras que el ruido es sonido sin armonía, y esa falta de armonía es lo que nos hace reconocer el ruido como un sonido molesto. En casa, estamos expuestos a ruidos que fluctúan entre los 40-50 dB; en la oficina el ruido ambiente alcanza los 60 dB; la ciudad está en un rango entre 50-90 dB; un recién nacido llorando llega a los 85 dB; y un concierto o un estadio con público puede alcanzar los 90-100 dB.

“El sonido y ruidos se transmiten a través de canales materiales como el aire o el agua, pero no a través del vacío, por eso es por lo que aislantes como el termopanel -que está sellado al vacío- son tan efectivos para el aislamiento acústico”, comenta María Constanza Acuña, jefe de soluciones constructivas Volcán y especialista en aislamiento acústico.

Entonces, ¿cuáles son las principales fuentes de ruido en casa y cómo aislar efectivamente? “Está la propagación del ruido por vía aérea, como cuando escuchamos a los vecinos cantar ‘cumpleaños feliz’ o la música de la casa del lado; también está la propagación por impacto, que es cuando escuchamos a los vecinos de arriba caminar o mover muebles; y está la propagación estructura, donde escuchamos el sonido de un martillo o un taladro, pero las ondas hacen vibrar toda la estructura y nos confunde respecto desde donde viene el ruido”, aclara la experta.

Por eso, quisimos detallar qué hacer, cómo hacerlo y qué utilizar para aislar desde los 45 dB en adelante, sea aéreo, por impacto o estructural el origen del ruido. ¿Aislar o absorber? Absorción acústica es una propiedad del material aislante y reduce el sonido, mientras que la aislación acústica es una propiedad de una solución constructiva y evita que un ruido entre o salga de un recinto.

“Lo importante es lograr el mayor confort acústico, que se logra al aumentar el nivel absorción del sonido. Las soluciones constructivas del tipo Sonoglass tienen dos variantes, con banda acústica y con banda electroacústica, con lana de vidrio y banda de espuma de polietileno reticulado, respectivamente, que son ideales para el aislamiento de tabiques”, agrega la especialista. Otras soluciones incluyen panel velo negro y cielo absorbente blanco, donde este último se prefiere en cielos y en lugares donde la reflectancia lumínica sea importante, como consultas médicas y salas de clases. Finalmente la aislación acústica con

 panel losa es ideal para el aislamiento entre pisos, para evitar los ruidos molestos de impacto y también de vibración, producidos por los departamentos superiores.

Los expertos de Volcán recomiendan aplicar estas soluciones tanto en tabiques, paneles y losas, de manera de blindar contra el ruido todos los muros y divisiones de la vivienda, de modo de evitar que los ruidos del interior salgan y resulten molestos para los vecinos y, a la vez, lograr que los sonidos que vienen desde otras residencias no perturben nuestro descanso.

Las soluciones constructivas de Volcán no son combustibles, son sostenibles, innovadoras y permiten ahorro energético, con soluciones para todas las zonas térmicas del país y dentro de las normativas chilenas vigentes.

Llámanos al 600 399 2000